Ebook

3 sept. 2012

Dar para recibir...



Dar para recibir...
Mi padre falleció cuando yo tenía tres años y mi madre quedó sola para enseñar a cuatro chicos a crecer, vivir y amar. No fue nada fácil para ella; trabajaba turnos de doce horas como maestra en una escuela nocturna pero, de alguna manera, ella se las arregló para lograrlo. 

Llegaba tarde a casa, nos preparaba la cena, escuchaba nuestras historias y nos acostaba a todos antes de que pudiera tener algo de tiempo para sí misma. Nunca le dimos mucha importancia en ese entonces, pero ahora es obvio que nosotros éramos su vida. Recuerdo haberle preguntado por qué hacía tantos sacrificios por nosotros, y su respuesta -ahora la valoro completamente- fue asombrosa: "El éxito de ustedes será mi mayor logro".

Desde ese día cambiaron tanto mi actitud como mis obras. Tuve la fortaleza y la valentía de enfrentar los problemas en lugar de evadirlos. Quería alcanzar nuevas alturas y la respuesta fue correr hacia este desafío. Ella iba a todas las competencias y siempre era la primera en llegar a la meta y la última en irse Aún puedo escuchar esas palabras que cambiaron mi vida. Su objetivo era darnos una mano y la oportunidad de hacer grandes cosas; mi ambición es tomar esa oportunidad y aprovecharla al máximo... 

Sólo así pagaré el amor que tanto nos dió...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...